11 de mayo de 2010

La niña desdichada

Edward Gorey



«Charlotte Sophia quedó en manos del abogado de la familia. El abogado la puso de inmediato en un internado. Allí, las maestras la castigaban por cosas que no había hecho. Las otras alumnas le rompían la muñeca, arrancándole piernas y brazos...».




Huérfana, atormentada por las compañeras de colegio, esclavizada por un bruto alcohólico, la protagonista de este libro sobrevive, animada solo por su fuerza infantil, para seguir sufriendo.

La niña desdichada (1961), trágica crónica de la vida de Charlotte Sophia,es materia perfecta para el magistral arte narrativo de Edward Gorey.



«La obra de Edward Gorey es extraordinaria y misteriosa.»
Max Ernst

15 x 13 cm; 64 pp. Cartoné con sobrecubierta
ISBN: 978-84-9241-257-0

Ver bio del autor

7 Comentarios:

Anónimo dijo...

Tuve que llevar a mi hija al psicólogo después de ésta novela porque le causó un duró trauma emocional. Me parece una VERGUENZA que recomendéis obras de éste tipo, ¿qué clase de pedagogo hace eso?

ZR dijo...

Como es sabido nuestra editorial tiene un catálogo para niños y otro para jóvenes y adultos. La niña desdichada, como toda la obra del genial Edward Gorey, pertenece a este último catálogo; por tanto, señor anónimo, ud. está en un error, nosotros nunca hemos recomendado esa obra para niños y si es cierto que su hija la ha leido y ha quedado traumatizada por esa lectura, lo lamentamos mucho, pero deberá reflexionar mejor sobre quién es responsable por ello.
Atentamente.

Anónimo dijo...

Curiosa e interesante la argumentación de Anónimo, pues más me parece que la niña que ha leído el cuento, se ha topado tal vez con alguna suerte de espejo, donde ella entra en conflicto al verse identificada y reconocer una parte que tal vez evade de sí misma. Como pedagoga creo, que de no encontrar en la literatura un espejo, la niña no habría pasado de sentirse igualmente "desdichada". No será que alguien cercano a casa le recuerda al antagonista del personaje en cuestión?

Anónimo dijo...

una pregunta, como descargo el libro???

Bee dijo...

No culpo a "Anonimo", estaba en una librería y junto a libros de tipo infantil encontré este libro, pensé que era de niños, lo leí y fue muy chocante... definitivamente cualquier niño se traumaria, tenga o no problemas internos.

Carola Pizarro Araya dijo...

Una muestra notable de ignorancia es creer que por el hecho de tener ilustraciones, un libro es automáticamente "para niños". Excelente la edición, los padres "trauma", lean primero los libros antes de regalarlos a sus hijos, lo mínimo es obsequiar haciendo una selección y no cogiendo lo que está más a mano.

Anónimo dijo...

Evidentemente "Anonimo" no podria leerle tampoco además de Gorey a su criatura traumatizad: Andersen, ni Roald Dahl, ni Brabdury, ni Bonerman, ni demás joyas de la literatura infantil llenas de poesia y magia que aplacarian los embates de la realidad de los noticieros y los lobotomizantes programas de televisión para niños...a no ser que la criatura viva en un Zoo de Cristal...