17 de marzo de 2012

Ferenc Pintér

Alassio, 1931 – Milán, 2008



Ferenc Pintér es considerado uno de los ilustradores contemporáneos más importantes de Europa. Hijo de madre italiana y padre húngaro, a los nueve años se traslada con su familia a Budapest, donde comienza a destacar en las artes. Influido por Tamassi Zoltan y Konecsni Gyorgy, principales artistas gráficos húngaros de posguerra, trabaja desde joven en diseño y publicidad e intenta ingresar en la Academia de Bellas Artes, pero es rechazado por no abrazar los principios del Partido Comunista. No obstante, consigue algunos encargos oficiales, como la decoración de los murales para la Feria de Agricultura de Budapest. No comulga con el socialismo, pero aprende de sus eficaces herramientas de propaganda. Incómodo con su trabajo para el régimen, regresa a Italia tras el fracaso de la Revolución Húngara del 56. En Milán, que vive el inicio de su edad de oro como capital del diseño, desarrolla una fructífera carrera como artista gráfico e ilustrador. Durante treinta y dos años trabaja para Oscar Mondadori en la colección de libros de bolsillo más popular en Italia. Crea notables imágenes de cubierta para obras de A. Christie, Steinbeck, Hemingway o Kerouac e inmortaliza la famosa figura del comisario Maigret de Georges Simenon. En la década de los ochenta realiza carteles para el sindicato polaco Solidarnosc y contra la ocupación soviética de Afganistán. Dedica sus últimos años a diversos proyectos de ilustración literaria; el largo aprendizaje de soluciones figurativas encuentra su cima en las estampas para Pinocho de Carlo Collodi, El hombre sin sombra de Adelbert von Chamisso o Macbeth de William Shakespeare.

0 Comentarios: